Aroma, deseo, odio y muerte… y alguno que otro recuerdo

February 1, 2007

Antes que siga avanzando más el mes de febrero, me gustaría escribir sobre un libro que leí el pasado mes de diciembre: El perfume. Pero este post no esta dedicado a describir sobre que trata el libro, ya de este lado se ha hecho una reseña sobre él. Este post es más bien para escribir sobre algunas percepciones que tuve al leerlo, pues hay en este libro una serie de detalles que me evocan otros personajes reales y ficticios, que junto con situaciones me hacen rápidamente desprenderme de la realidad y sumergirme en otros mundos.

Antes que nada el libro me ha gustado, me ha hecho reír con las rabietas de Baldini, me ha hecho molestarme con el autor por la forma que describe algunas cosas y obligarme a continuar leyendo, y me ha hecho sentirme también cómplice, al conocer detalles que solo el lector conoce y los personajes envueltos en la trama no.

Por un lado, lo que ha evocado algunos recuerdos ha sido la apariencia física de Grenouille; si bien es descrita a grandes rasgos por el autor deja mucho ha como es realmente, es difícil imaginarlo cuando el autor “cariñosamente” lo describe como garrapata, araña boluda o sapo. Independientemente de esto, Grenouille sin duda no fue agraciado por la belleza física, pues es flaco, encorvado, callado, serio, de movimientos silencioso e imperceptibles y marcado por las cicatrices de sus batallas contra enfermedades mortales y la quemadura con un caldero. Tal descripción me trae a la mente un personaje fictício, uno del ciclo de Trantor. En este ciclo y particularmente en la novela Fundación e imperio aparece un personaje conocido como el Mulo, un mutante similar según yo en apariencia con Grenouille, y con un poder capaz de subyugar la voluntad humana y hacer sentir con un particular instrumento las más bellas emociones o incluso causar la peor de las muertes según sea su voluntad. No solo la apariencia física entre Grenouile y el Mulo me parecen similares, sino también su respectivo Don y sus habilidades.

Por otro lado, cuando el autor describe parte de la infancia de Grenouille y como este va descubriendo poco a poco el mundo a través de los olores, me recordó mucho a uno de mis personajes favoritos de la historia, Helen Keller. Mientras leía como el infante Grenouille experimentaba sensaciones y nuevos olores, no podía apartar de mi mente lo que podía haber sentido la pequeña Helen al descubrir su mundo que la rodeaba, entender finalmente el significado de las palabras y relacionarlas con lo que ella tocaba a su alrededor, lo que particularmente encuentro muy emotivo. Nunca he leido algo de lo que ella escribio, es en sí ella misma la que me cautiva y a su vez me parece muy inspiradora. Tal vez, en otra ocasión decida escribir un poco sobre ella o de alguna película perdida en el tiempo que habla sobre ella, por el momento solo enlaces dejo, esperando poder ver tambíen a corto plazo la adaptación cinematográfica de el perfume, que por cierto, este poster me parece aterradoramente bello y a mi parecer refleja la escencia de la novela.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: