Before night fall

January 31, 2009

Ya hace tiempo atrás que quería escribir una entrada sobre cómo identificar a simple vista algunas constelaciones; y no solo llegar hasta ahí, sino que esa entrada pudiera servir de base para poder a su vez localizar algunas de las estrellas más brillantes que pueden verse normalmente en una noche clara. Mi primer bosquejo comenzó sobre el cinturón de Orión, pues la considero la constelación más conocida y también la más fácil de identificar, pero en ese entonces me compliqué las cosas y no encontré las palabras adecuadas para explicar algo sencillo. Afortunadamente para mí, a finales del año pasado encontré en la red algunas herramientas y material didáctico que ayudaría mucho a este propósito, cosa que motivó para retomar aquella vieja idea, pero esta vez con mayor facilidad y centrado en la identificación de cuatro estrellas que considero fascinantes, así que comencemos por el principio.

Primero, sigo considerando a la constelación de Orión como la más sencilla de localizar y punto clave para localizar mas objetos, pero ¿para que reinventar la rueda si alguien mas ya lo hizo? así que recomiendo como primer salto este enlace que de manera sencilla y en quince minutos nos entrena para identificar a las constelaciones de Orión, la osa mayor y Casiopea, además de la estrella Polar y Betelgeuse.

Después del salto anterior la identificación de Orión es sencilla, pero mejor aún, nos introduce a Betelgeuse, uno de los varios objetos interesantes que ver en esa constelación. Pero Betelgeuse además de ser sencilla de localizar es también interesante, pues es una estrella como nuestro Sol, o quizá mejor debería decir que fue como nuestro Sol, pues Betelgeuse es una gigante roja mucho, pero mucho más grande que nuestro sol. Creo que es fascinante mirar a Betelgeuse como un punto titilante en el cielo y saber que es una estrella que ha consumido toditito su hidrogeno, es una estrella “a punto” de morir.

Ahora bien, el siguiente salto permitirá identificar tres estrellas mas que están dentro del mismo campo de visión de Orión, en este caso a Rigel, Sirio y Aldebarán. He aquí el salto a una imagen de la constelación de Orión en la poderosa Wikipedia.

Ya de regreso de la Wikipedia técnicamente sería sencillo identificar tres estrellas mas, y la más sencilla de ellas es Rigel, que queda justo en el extremo opuesto de Betelgeuse dentro del mismo cuerpo de Orión. Ese punto en el cielo nocturno es otro Sol, más grande que el nuestro, pero mucho más pequeño que Betelgeuse. Bueno a decir verdad, ese puntito en el cielo llamado Rigel no es un Sol, sino tres, es un sistema triple, dos estrellas pequeñas girando alrededor de la más grande, ¿No es fascínate?

Por último, me gustaría hablar un poco de Aldebarán, por cierto, me parece que su nombre es familiar ¿no?, ¿caballeros del zodiaco?, ¿la zaga de las doce casas?… así es, aquel caballero dorado de la casa de Tauro al que Seiya termina cortando uno de los cuernos de su casco dorado se llamaba Aldebarán de Tauro, y efectivamente, Aldebarán es la estrella más brillante de la constelación del toro. Pero me centrare brevemente en la estrella que es una gigante naranja. Al igual que Betelgeuse, Aldebarán ya consumió todo su hidrogeno y fusiona ahora el helio, pero a diferencia de Betelgeuse, Aldebarán es más pequeña, de hecho más pequeña aun que Rigel, pero más grande que nuestro Sol. Lo que hace interesante a Aldebarán para mí, es que es una gigante roja (¿no que gigante naranja?) más pequeña, caliente y brillante que las convencionales (por ejemplo Betelgeuse) y por eso se les llama gigante naranja (ah bueno).

Al principio mencioné que hablaría de cuatro estrellas interesantes, pero solo he mencionado a Betelgeuse, Rigel y Aldebarán, a pesar de que Sirio es posible identificarla fácilmente gracias al anterior salto a la Wikipedia. Así que queda como tarea… quizá como motivación diga que es un sistema doble, y que solo vemos el brillo de la más grande, porque la otra es mucho más pequeña y se ve opacada… pero claro, es mucho más interesante un sistema triple como Rigel… ¡ah! pero lo que el sistema de Rigel no tiene es una enana blanca y el sistema de Sirio sí, porque a la estrella pequeña ya se le acabo todititito el combustible y ya no hay fusión en ella. Pero como dije, no hablare de Sirio…. Así que dicho todo esto, dejo un video que en parte fue responsable de que escribiera todo esto.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: